Nuestros vídeos

Loading...

domingo, 29 de agosto de 2010

GRACIAS A TODOS VOSOTROS SOMOS NOTICIA

GRACIAS A TODOS VOSOTROS SOMOS NOTICIA: Por primera vez en nuestro país, los turistas y visitantes de una zona se movilizan masivamente contra los planes de desarrollo turístico que plantean los Ayuntamientos implicados. (Vejer de la Frontera y Barbate). HAY QUE SALVAR EL PALMAR. HAY QUE SALVAR TRAFALGAR. Y seguimos adelante!

By Belén Rejón Mayoral

 

sábado, 28 de agosto de 2010

Los Verdes de Andalucía se hacen eco del movimiento de SALVAR EL PAMAR


Mario Ortega, portavoz de Los Verdes de Andalucía
VEJER.- En un comunicado de prensa el portavoz de Los Verdes de Andalucía, Mario Ortega, ha calificado las pretensiones de urbanizar la playa de El Palmar en Vejer de la Frontera de "atentado a Andalucía," y acusa a los alcaldes que han propiciado la destrucción del litoral gaditano "entre los que destacan el de Vejer de la Frontera de demagogos de la sostenibilidad."

Ortega afirma que una de las prioridades de su formación política "es la defensa de nuestras costas, si lo destruimos todo acabaremos nuestro futuro, por eso apoyamos las reivindicaciones de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Playa del Palmar. De este modo estamos junto a organizaciones del prestigio de Greenpeace y Ecologistas en Acción, así como junto a las miles de personas que se están movilizando en las redes sociales y firmando contra el megaproyecto hotelero. Uno más a sumar a la historia de destrucción de la costa andaluza, tal y como ha puesto de manifiesto el Informe de la eurodiputada verde Margaret Auken."


Los Verdes de Andalucía a favor de la eólica marina

"No comprendemos," dice Ortega, "como los mismos alcaldes destructores se oponen al desarrollo de la energía eólica marina en las costas de Cádiz," para el partido verde "la eólica sería un revulsivo en la creación de empleo, permitiendo una reconversión de los astilleros con generación de más puestos de trabajo de los que se destruyen," por este motivo el portavos los acusa de no tener ni idea de ecología y sostenibilidad y de saber demasiado de convenios urbanísticos y de ladrillo."

Los Verdes presentó hace unos díaz en Cádiz su Green New Deal por la economía ecológica un plan de actuación que según sus calculos supondría la generación de 90.000 nuevos empleos en Cádiz, "la mayoría de ellos en eneregías renovables y agricultura ecológica, sectores que contribuirían al cambio de modelo energético y económico facilitando más justicia social al mismo tiempo que más protección climática.Sin embargo los alcaldes costeros gaditanos siguen apostando por lo peor de lo peor, que es el expolio de los recursos naturales para dejar el territorio en manos de las corporaciones construcctoras y del turismo insostenible."

Para finalizar el portavoz verde pide a los gobiernos Estatal y de la Junta "que impidan la destrucción de lo que queda de litoral gaditano y promueva la energía eólica marina como verdaderas fuentes de desarrollo económico para la provincia." 

miércoles, 25 de agosto de 2010

"EL TESTIGO DE PIEDRA"

Esta tarde, a las 20.00 horas, presentación en "El Cartero" (El Palmar), de "EL TESTIGO DE PIEDRA": una novela corta escrita por Fernando Garcia Aragón, un joven escritor gaditano, donde confronta el amor desinteresado y respetuoso que despierta El Palmar, con ese otro "amor" codicioso y lleno de intereses que parece despertar en otros. El autor, muy generosamente, cede a SALVAR EL PALMAR el 25% de lo que recaude con esta novela. Merece la pena. Si estás por la zona, pásate esta tarde por El Cartero. MUCHAS GRACIAS A TODOS.
 
 

 
 Salvar el Palmar

Turismo rural de playa: La Inmensa Oportunidad que no quiere ver la Junta de Andalucía

Si tanto dicen pensar en la creación de riqueza y empleo para El Palmar, ¿Porque la Junta no aplica un modelo de desarrollo turístico en el que participen activamente los vecinos?

En SALVAR EL PALMAR siempre hemos hablado del modelo de “turismo sostenible” como aquel modelo responsable, sensible y ecológico que se debería aplicar en la Playa de El Palmar y en toda la costa de Trafalgar.


Pero nos damos cuenta que esa palabra -“sostenible”- comienza a usarse muy fácilmente por nuestros políticos, como adorno cosmético y concepto “de moda” para disfrazar los mismos desarrollos turísticos de siempre. Todos se apuntan al carro de lo sostenible, aunque luego no cambien apenas nada. (Para que os hagáis una idea los macrohoteles, complejos de apartahoteles y urbanizaciones de “lujo” que quieren hacer por todo Trafalgar nos los venden los alcaldes de Vejer y de Barbate -apoyados por la Junta- como “sostenibles” por ser edificaciones “bajitas” y tener mucho espacio verde). Hablando sin tapujos: tenemos unos políticos que están entregando de forma salvaje la costa aún virgen de Cádiz a las grandes promotoras pero, como se deben creer que somos tontos, lo disfrazan de “sostenible” y “p’alante”. Es vergonzoso, por no decir que es una auténtica tomadura de pelo a la ciudadanía a la que se deben. Por eso, vamos a tener que decirles a nuestros políticos con otras palabras que es lo que quieren y vienen buscando los miles de visitantes habituales de Trafalgar. Decírselo de una forma que lo entiendan todos y que ya no se puedan ir tan fácilmente por peteneras... ¿Preparados?

TURISMO RURAL DE PLAYA (sostenible, naturalmente) He ahí, señores políticos, lo que les están reclamando a gritos los turistas, residentes, y admiradores de la costa de Trafalgar. Deténganse un momento a pensarlo. No hay ningún lugar en España ni en el resto de la Europa mediterranea que pueda competir frente a ese sencillo pero innovador concepto turístico. TURISMO RURAL DE PLAYA. O lo que es lo mismo: todo la calidez, familiaridad y encanto del turismo rural, no en unas montañas, no en un paraje de interior, sino junto a unas de las playas más maravillosas y vírgenes que tenemos en nuestro país. UN AUTÉNTICO LUJAZO. ¿Quién más puede ofrecerlo?

Es en ese valor diferenciador y sin competencia donde reside la GRAN OPORTUNIDAD, ya no sólo para la zona, sino para toda la provincia de Cádiz, que encontraría en esa valiosa diferencia, el motor de desarrollo que tantos y tantos años llevan los políticos andaluces buscando en su chistera pasada de moda.
Y no sólo porque es costa gaditada cuenta con miles y miles de turistas y visitantes que ya buscan y piden eso, sino por que la aplicación de un modelo de TURISMO RURAL DE PLAYA favorecería enormemente la economía local, pues serían los propios vecinos los que participarían directamente del desarrollo de ese modelo a través de sus pequeños negocios rurales con encanto y el tejido productivo que todo ello generaría. En otras palabras, los vecinos serían PROTAGONISTAS del desarrollo de la zona, en lugar de rebajarles a meros espectadores -como proponen nuestros políticos- esperando sentados a ver desembarcar a las grandes promotoras, con la ansiedad de poder obtener algún trabajo estacional de camarero o de limpiadora.

¿Como tienen el valor estos políticos de seguir usando la retórica de la “creación de riqueza y empleo” para disfrazar como “bondadosos” los proyectos macrohoteleros?

En definitiva, con la puesta en marcha de un modelo de TURISMO RURAL DE PLAYA en El Palmar y el resto de Trafalgar se estarían dando los pasos para convertir toda la zona en un nuevo escenario turístico real. Un emblema, una referencia para toda Europa. Y los gaditanos podrían sentirse muy orgulloso de estar ofreciendo algo que no tiene nadie, y que envidiarían todos: ni Marbella, ni Sancti Petri, ni Costa Ballena, ni ninguna de las miles de localidades que inundan de ladrillo nuestras costas, podrían igualarlo.
Los gaditanos no podemos dejar pasar esta oportunidad. Debemos alzar nuestra voz y poner freno a lo que pretenden hacer los ayuntamientos de Vejer y Barbate, con la complicidad de la Junta. Miles y miles de personas desde las redes sociales -turistas y admiradores de la zona- nos están respaldando. No estamos solos. Somos más y, sobre todo, somos mejores. Las futuras generaciones nos agradecerán el esfuerzo que estamos haciendo ahora. GRACIAS A TODOS.

http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article17781

 

domingo, 22 de agosto de 2010

Paraíso natural bajo el sol. "El Palmar ofrece seis kilómetros de arenal y muchas actividades"

Y siguen los reportajes del verano... preparando un otoño bastante calentito.
En El Palmar se aplaude a los atardeceres. La playa se duerme de noche, sobre todo, ahora que los chiringuitos más ruidosos, los que acumulaban jóvenes en la arena hasta al día siguiente están cerrados. Ahora la única franja costera de Vejer (Cádiz) es un refugio para la tranquilidad, para las escapadas fuera de las miradas.

A lo largo de sus seis kilómetros de arenal permite casi de todo, desde desprenderse de todo, incluso de la ropa, pasear hasta cansarse y llegar a Conil, jugar con una tabla en las olas, disfrutar de una buena comilona en uno de sus muchos bares con terraza y soñar con una vida ideal, con un paraíso natural de sol y mar. El sueño se hace realidad en El Palmar.

Hay numerosos aparcamientos de pago, aunque a buen precio, habilitados a lo largo de toda la playa. Los gratuitos fueron suprimidos para respetar el frente litoral. Las continuas multas terminaron convenciendo a los infractores. Lo bueno de la playa de Vejer es que atiende todos los gustos. A los que les agrada una jornada en la arena, con todos los servicios, de bares, tiendas, aseos y socorrismo siempre al alcance de la mano; o los que prefieren perderse de las miradas, no ser molestados, huir del ruido y dejarse llevar por el rumor de las olas. Las zonas más alejadas de las casas permiten esta corta pero intensa escapada.
El Palmar fue hace unos años centro de la movida juvenil. Cientos de personas se concentraban en torno al chiringuito Aborígena. La paz rota por el ruido de tambores y timbales al atardecer se compensaba con la consolidación de Vejer como un referente de la diversión. El Ayuntamiento optó por dar prioridad a la imagen familiar, por proteger el descanso antes de que ese turismo acabara absorbiendo toda la playa.
La prohibición de este tipo de establecimientos no ha restado visitantes diurnos, aunque sí muchos de estos jóvenes han encontrado refugio a sus ansias de marcha junto al océano en otras localidades vecinas. El Consistorio amagó este año con recuperar los chiringuitos, aunque con un corte más de restaurante de sardinas y caballas asadas. La llamada no ha terminado de convencer a las empresas.
El Palmar no figura en las enciclopedias, como le ocurre a otras playas vecinas, por haber acogido batallas históricas o enfrentamientos clave para el devenir del mundo. Pero es cierto que en su arena se reflejan conflictos de la actualidad. Una plataforma ciudadana, nacida en Facebook, pretende salvar esta franja litoral de la construcción de un hotel. El Ayuntamiento y la Junta defienden que el desarrollo del turismo es compatible con la supervivencia de este paraíso pero los miembros de este movimiento ciudadano se oponen por temor a que estas promesas no sean una realidad. Los carteles de Salvemos El Palmar se reparten por diversos escenarios y mantienen en la brecha informativa a los que se escapan del mundanal ruido por estos lares.
Ecologistas en Acción decidió darle este año a El Palmar la bandera negra. No por su mal estado. Todo lo contrario. Por lo bien que está y lo que se puede degenerar si, según ellos, prosperan los planes de desarrollo hotelero sobre esta zona. La playa tiene su bandera azul, que la premia por la calidad de sus aguas, su limpieza y sus servicios.

Mientras se hacen realidad o no esos planes, mientras vuelven a prosperar o no los chiringuitos proscritos, El Palmar sigue saludando con sus olas a los visitantes como si colgara el cartel de bienvenidos. Los veraneantes la llenan los veranos, sobre todo, los fines de semana, cuando es más difícil encontrar un hueco para el coche y un sitio para comer. Las horas de sol transcurren con gran intensidad pero al atardecer recupera la calma. Es verdad que ya se aplaude menos al ocaso pero la playa duerme ahora mucho más tranquila.

http://www.elpais.com/articulo/andalucia/Paraiso/natural/sol/elpepiespand/20100822elpand_9/Tes
 Salvar el Palmar

sábado, 21 de agosto de 2010

La destrucción de las playas españolas

Antes nadie hablaba de la destrucción de nuestras playas. Ahora, prácticamente a diario, aparece en la prensa nacional. El trabajo de concienciación va dando sus frutos. Tan importante como la acción, es la toma de conciencia. Sigamos así, y en poco tiempo ningún político se atreverá a ponerse en contra de la conciencia de miles y miles de ciudadanos.

Más del 50% de las playas y el 70% de las dunas en la costa española están degradadas o profundamente alteradas; el 60% de los humedales que había en 1950 ha desaparecido; más del 60% del entorno inmediato de las playas de las costas mediterránea, atlántica sur y de los archipiélagos está urbanizado. Con los ritmos de ocupación seguidos en los últimos 60 años, incluidos los tres periodos de recesión económica habidos, hacia el año 2030 la totalidad de la costa española estará tocada por actividades humanas.

La costa es la franja marítimo-terrestre donde la corteza pasa de estar permanentemente sumergida a ser tierra firme; un paisaje complejo de múltiples colores y texturas; un organismo vivo en permanente proceso de remodelación y embellecimiento por la acción de las fuerzas de la naturaleza; el destino final de las olas y de los maremotos; una esponja que amortigua y controla sus acciones; el principio de los encuentros del hombre con el mar.

El Reino de España tiene algo menos de 10.000 kilómetros de costa; calas, rasas y acantilados, ramblas y deltas, estuarios, rías y marismas, flechas, cordones y lagunas litorales, playas de arena y guijarros, dunas..., son algunas de las formas naturales que albergan ecosistemas esenciales para la diversidad biológica, que se podían encontrar a lo largo y ancho de la costa española y que formaban parte de su patrimonio paisajístico único, finito, frágil y sensible.

Podrás leer el artículo entero en este link: http://www.elpais.com/articulo/opinion/destruccion/playas/espanolas/elpepiopi/20100820elpepiopi_12/Tes/

Salvar el Palmar 

jueves, 19 de agosto de 2010

El Palmar de Vejer (I): la playa virgen ¿amenazada?

Sin alcantarillado. Ni agua corriente. Tampoco depuradora. No existe servicio de recogida de basura. Apenas dos caminos de asfalto. El resto, de tierra. Entrar en El Palmar supone retroceder veinte o treinta años atrás, cuando la mayoría de las playas de Cádiz, una de las provincias con las arenas más limpias y amplias de toda España, eran vírgenes, salvajes, naturales. Sensuales.
El Palmar, de siete kilómetros de extensión, está amenazado, en peligro de extinción. Treinta y nueve mil miembros de un grupo de Facebook se manifiestan contra un macroproyecto hotelero que aseguran destruirá el potencial de la zona. Para otros esta construcción supone un símbolo del progreso y la solución al 30% de paro: en una población de 12.800 habitantes,  2.500 personas están desempleadas.
En la Torre, el restaurante situado en el centro de El Palmar, esperan Antonio Nabú, Lola Ilescas y Mónica García. Los tres son los principales activistas de la plataforma que se manifiestan contra los apartahoteles previstos por Chivas Promociones Inmobiliarias. “Aquí se presenta una oportunidad inmejorable para implantar un nuevo modelo turístico, un turismo rural de playa, algo muy distinto a lo que se hizo en Chiclana con Sancti Petri”, explica Nabú. 
El proyecto original, del grupo mallorquín Riera Marsá, contemplaba dos apartahoteles y 1.300 plazas turísticas. Chival Promociones Inmobiliarias, pilotada por el empresario sevillano Juan Muñoz, entregó a finales de año un depósito de 180.000 euros al Ayuntamiento de Vejer de la Frontera para la construcción de El Palmar Gran Resort, como este diario adelantó el 17 de diciembre de 2009.
En la zona de Malcucaña, situada en parte en terreno inundable, no hay máquinas trabajando. Ni rastro de movimiento de tierras en un paraje situado a 500 metros de la costa y lindando con un paisaje protegido de Conil de la Fontera, en la desembocadura del río Conilete. El Ayuntamiento de Vejer va con retraso en la aprobación del plan parcial que debería autorizar el proyecto, que se llevó a pleno el 21 de diciembre.
El alcalde Antonio Verdú (PSOE) define a los miembros de la plataforma como “turismo de bocadillo de mortadela”. Esta expresión, lejos de enrabietarlos, les anima a defender aún más el entorno. “Hay que tener en cuenta las características del lugar y el contacto con la naturaleza”, apunta García Kielmannsegge, de madre alemana, ex concejal socialista de Alpedrete, también ex responsable del colectivo de lesbianas del grupo federal LGTB-PSOE, quien se ha reunido con responsables técnicos de la Junta de Andalucía. La respuesta siempre es la misma: es difícil contentar a todos.
Policías locales patrullan por la playa para multar con 300 euros a los propietarios de perros. Molestan a los que toman el sol en la mitad de la tarde de un martes cualquiera de agosto. Una pareja de Bormujos (Sevilla) conoce los planes de construcción en la zona. Se oponen. “Sigue siendo el mejor sitio de Cádiz, pero me gustaba cuando era más virgen. Este año hemos visto en la orilla cáscaras de pipas y colillas. Eso antes no pasaba”, apunta Jesús López, 35 años, delineante, antes de comprar a Elke, la regidora del chiringuito El Deseo, un par de chucherías para Curro, su hijo de 10 meses.
“Hay una picaresca que ni te cuento”
Sostiene Lola Ilescas, profesora de Instituto en Conil, de Ecologistas en Acción, que el 30% del desempleo de la zona (“hay una picaresca que ni te cuento, si fuera cierto ese porcentaje habría sublevación”) no se disminuirá, con el proyecto hotelero. “No será el maná”, apunta. Y para ello, como su compañero Nabú, pone el ejemplo de Chiclana, con la misma cifra de parados y alta densidad hotelera. “No contarán con la gente de El Palmar, ni con los proveedores de aquí”, abunda.
La legalidad de las viviendas y los negocios (casi todos ilegales en la zona al no existir ningún plan urbanístico) se ha convertido en el gran lucha de la plataforma. “Nos tratan de locos soñadores, pero el PSOE debería ser más cuidadoso. Luis Pizarro [consejero de Gobernación de la Junta] apoya el proyecto, pero Izquierda Socialista de Jerez y las Juventudes Socialistas están con nosotros. Cuidado que con gente como el partido que monta  López Uralde pueden perder muchos votos”, apunta Nabú.
La polémica en El Palmar no se limita al proyecto hotelero (en la zona apenas hay 25 plazas turísticas), sino al pago de impuestos al precio de Milla de Oro por servicios tercermundistas. Para la contribución urbana cada vecino paga una media de 300 euros el metro cuadrado. Hay contribuciones de 8.000 y hasta 10.000 euros anuales. “Así no podemos seguir”, cuenta un vecino. “En invierno”, relata, “esto es un desastre, todo lleno de fango y sin gente”. Un amigo de éste concluye: “El Palmar se puede convertir en el motor económico de Vejer. Con o sin hotel”.
Por Agustín Rivera. www.elconfidencial.com

TURISMO RURAL DE PLAYA: La inmensa oportunidad que no quiere ver la Junta de Andalucía.


En SALVAR EL PALMAR siempre hemos hablado del modelo de “turismo sostenible” como aquel modelo responsable, sensible y ecológico que se debería aplicar en la Playa de El Palmar y en toda la costa de Trafalgar. Pero nos damos cuenta que esa palabra -“sostenible”- comienza a usarse muy fácilmente por nuestros políticos, como adorno cosmético y concepto “de moda” para disfrazar los mismos desarrollos turísticos de siempre. Todos se apuntan al carro de lo sostenible, aunque luego no cambien apenas nada. (Para que os hagáis una idea los macrohoteles, complejos de apartahoteles y urbanizaciones de “lujo” que quieren hacer por todo Trafalgar nos los venden los alcaldes de Vejer y de Barbate -apoyados por la Junta- como “sostenibles” por ser edificaciones “bajitas” y tener mucho espacio verde).

Hablando sin tapujos: tenemos unos políticos que están entregando de forma salvaje la costa aún virgen de Cádiz a las grandes promotoras pero, como se deben creer que somos tontos, lo disfrazan de “sostenible” y “p’alante”. Es vergonzoso, por no decir que es una auténtica tomadura de pelo a la ciudadanía a la que se deben. Por eso, vamos a tener que decirles a nuestros políticos con otras palabras que es lo que quieren y vienen buscando los miles de visitantes habituales de Trafalgar. Decírselo de una forma que lo entiendan todos y que ya no se puedan ir tan fácilmente por peteneras... ¿Preparados?

TURISMO RURAL DE PLAYA (sostenible, naturalmente) He ahí, señores políticos, lo que les están reclamando a gritos los turistas, residentes, y admiradores de la costa de Trafalgar. Deténganse un momento a pensarlo. No hay ningún lugar en España ni en el resto de la Europa mediterranea que pueda competir frente a ese sencillo pero innovador concepto turístico. TURISMO RURAL DE PLAYA. O lo que es lo mismo: todo la calidez, familiaridad y encanto del turismo rural, no en unas montañas, no en un paraje de interior, sino junto a unas de las playas más maravillosas y vírgenes que tenemos en nuestro país. UN AUTÉNTICO LUJAZO. ¿Quién más puede ofrecerlo?

Es en ese valor diferenciador y sin competencia donde reside la GRAN OPORTUNIDAD, ya no sólo para la zona, sino para toda la provincia de Cádiz, que encontraría en esa valiosa diferencia, el motor de desarrollo que tantos y tantos años llevan los políticos andaluces buscando en su chistera pasada de moda.

Y no sólo porque es costa gaditada cuenta con miles y miles de turistas y visitantes que ya buscan y piden eso, sino por que la aplicación de un modelo de TURISMO RURAL DE PLAYA favorecería enormemente la economía local, pues serían los propios vecinos los que participarían directamente del desarrollo de ese modelo a través de sus pequeños negocios rurales con encanto y el tejido productivo que todo ello generaría. En otras palabras, los vecinos serían PROTAGONISTAS del desarrollo de la zona, en lugar de rebajarles a meros espectadores -como proponen nuestros políticos- esperando sentados a ver desembarcar a las grandes promotoras, con la ansiedad de poder obtener algún trabajo estacional de camarero o de limpiadora.

¿Como tienen el valor estos políticos de seguir usando la retórica de la “creación de riqueza y empleo” para disfrazar como “bondadosos” los proyectos macrohoteleros?

En definitiva, con la puesta en marcha de un modelo de TURISMO RURAL DE PLAYA en El Palmar y el resto de Trafalgar se estarían dando los pasos para convertir toda la zona en un nuevo escenario turístico. Un emblema, una referencia para toda Europa. Y los gaditanos podrían sentirse muy orgulloso de estar ofreciendo algo que no tiene nadie, y que envidiarían todos: ni Marbella, ni Sancti Petri, ni Costa Ballena, ni ninguna de las miles de localidades que inundan de ladrillo nuestras costas, podrían igualarlo.

Los gaditanos no podemos dejar pasar esta oportunidad. Debemos alzar nuestra voz y poner freno a lo que pretenden hacer los ayuntamientos de Vejer y Barbate, con la complicidad de la Junta. Miles y miles de personas desde las redes sociales -turistas y admiradores de la zona- nos están respaldando. No estamos solos. Somos más y, sobre todo, somos mejores. Las futuras generaciones nos agradecerán el esfuerzo que estamos haciendo ahora. GRACIAS A TODOS.





http://www.facebook.com/photo.php?pid=1516864&id=1388753788#!/salvarelpalmar

ARTÍCULOS DE INTERÉS: ¿Hasta cuando los ciudadanos vamos a mantenernos pasivos ante noticias así?

Se vende terreno de huerta en el nuevo Manhattan costero
El ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Y tres y cuatro… La palabra crisis está en la mente de todos desde hace casi dos años, el estallido de la burbuja inmobiliaria es una de las causas en nuestro país, y sin embargo atendemos atónitos a una noticia como la que se produjo la semana pasada en la que se aprobó en pleno extraordinario del Ayuntamiento de Cullera el PAI de la Vega, también conocido como el “Manhattan de Cullera”.
Este proyecto urbanístico prevé la construcción de 33 torres de hasta 25 alturas, dos hoteles de 40 plantas, un campo de golf y un puerto deportivo y pesquero. Todo ello en un terreno de huerta junto a la desembocadura del Júcar que hasta ahora se había salvado de la depredación de la costa.
En 2005 se presentó el PAI de la Vega-Puerto. La Confederación Hidrográfica del Júcar advirtió la imposibilidad de suministrar agua suficiente para atender un complejo al que podrían trasladarse hasta 20.000 personas, duplicando la población actual de Cullera. La Dirección General de Costas también advirtió de los efectos ambientales negativos de esta actuación. Sin embargo en 2007, en pleno boom del ladrillo y a pesar de los informes en contra, la Generalitat Valenciana dio el visto bueno a este nuevo mordisco en la costa.
Ejemplos como Marina d’Or, que ha catapultado a la provincia de Castellón al primer puesto de zonas con más pisos sin vender (30 pisos vacíos por cada 1000 habitantes) o el horror urbanístico del cercano Benidorm, que ha modificado radicalmente el frente marítimo y la línea de costa, no sirven para frenar la destrucción del litoral. Con el municipio de Cullera repleto de carteles de “se vende”, como denuncian sus propios vecinos, una decisión así sólo puede entenderse si hay intereses económicos detrás. Resulta incluso descarado que en los tiempos que corren, con la caída del sector inmobiliario y tras todas las tramas de corrupción asociadas al ladrillo que se han destapado, se siga buscando la justificación de estos megaproyectos urbanísticos.
Algunos se echan las manos a la cabeza y otros encuentran justificación en que esos terrenos “son sólo cañas”. Lo mismo se ha oído de los terrenos donde se encuentra El Algarrobico en los que “ahí sólo hay lagartijas”, o de la playa de El Palmar a la que “sólo van los de los bocadillos de mortadela”.
Quienes gustan de paseos marítimos, torres de apartamentos y espigones tienen ya una oferta más que variada en todo el litoral español. Ya es hora de que nos dejen a quienes preferimos un entorno más tradicional y natural los pocos espacios que quedan. Nosotros no queremos seguir tropezando con la misma piedra … o mejor dicho, con el mismo ladrillo.
Elvira Jimenes, campaña de costas

http://greenpeace.periodismohumano.com/2010/08/18/se-vende-terreno-de-huerta-en-el-nuevo-manhattan-costero/ 

martes, 17 de agosto de 2010

Los residentes se oponen a los complejos hoteleros

La prensa se hace eco de la fuerza imparable del movimiento ciudadano que se ha puesto en marcha. GRACIAS A TODOS!!

De las más de 30.000 personas que a través de las redes sociales (fundamentalmente Facebook) se han movilizado para evitar la ejecución del proyecto hotelero en El Palmar, la mayoría son residentes o visitantes habituales de esta zona costera.
En el ambiente flota que la construcción de los establecimientos hoteleros previstos en la zona de Malcucaña por la promotora Chival, «estropeará la magia de este entorno». Así lo considera Miguel Jesús Cañizo, surfero aficionado que lleva años viniendo de Sevilla a veranear en Los Caños y El Palmar.
En los locales de ocio que cada verano concentran la movida juvenil se opina de forma similar. También están de acuerdo quienes encabezan la Plataforma Ciudadana contra el Megaproyecto Hotelero en El Palmar, para oponerse a este desarrollo turístico previsto por el Ayuntamiento de Vejer, y que ya cuenta con el visto bueno de la Junta de Andalucía. «Los hoteles destruirán uno de los pocos kilómetros de playas vírgenes que quedan en nuestro país», se explica desde los colectivos ecologistas.
Nueva depuradora
De momento, y más allá de la llegada de estos hoteles, la urbanización de El Palmar sí necesita urgentemente servicios básicos. La delegada provincial de Medio Ambiente en Cádiz, Silvia López, junto al alcalde de Vejer, Antonio Verdú, presentó hace unos meses el proyecto para la construcción de una depuradora que dará servicio a Zahora, Los Caños de Meca y El Palmar. Esta nueva infraestructura estará preparada para depurar las aguas residuales de 30.000 habitantes y se ubicará junto al arroyo de San Ambrosio.Mientras llegan esas mejoras, otro de los proyectos turísticos que ya han recibido luz verde por parte de las instituciones locales y regionales es el desarrollo turístico de una parcela junto a Trafalgar.
El Plan Especial aprobado la pasada semana por la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio no cuenta con el beneplácito de la AVV Costa de la Luz de Zahora, que se ha apresurado a criticar la «aberración» que para ellos supone «recalificar como urbanizables los terrenos rústicos del Cabo de Trafalgar».
Desde este activo colectivo vecinal se recuerdan «las innegables características naturales de la zona», que a su juicio ya deberían haber sido motivo suficiente para declarar el tómbolo y su entorno como Espacio de Interés Paisajístico.
Los vecinos aseguran que este espacio está incluido en la Red Natura 2000, y que los terrenos, para colmo, son inundables.
El debate está servido entre quienes habitan una zona turística de primer nivel sin servicios, y quienes abogan por una racionalización de su uso, la creación de empleo y la generación de riqueza para los municipios.

lunes, 16 de agosto de 2010

¡YA SOMOS UN CLAMOR CIUDADANO DE MÁS DE 40.000 PERSONAS!

40.000 Personas que nos hemos unido en torno a un sentimiento compartido: salvar lo poco que queda de costa virgen en Cádiz para convertirlo en PAISAJE PROTEGIDO. 40.000 personas que no quieren que El Palmar, y toda la Costa de Trafalgar, , caigan víctimas de ese fracasado y repetido modelo de desarrollo turístico, basado en los macrocomplejos hoteleros, apartahoteles, viviendas de lujo y campos de golf. ¡¡BASTA YA!!

Otro tipo de desarrollo turístico es posible. Basado en el turismo rural y en la economía local y no de las grandes promotoras. Un turismo sensible  y sostenible: un turismo con conciencia.   Y aunque sepamos que somos David contra Goliat, sabemos que lo vamos a conseguir gracias a vuestro apoyo.

Por favor, AHORA COMPARTID LA NOTICIA Y LA PÁGINA CON TODOS VUESTROS CONTACTOS. Esto lo vamos a parar. Cuantos más seamos, antes se percatarán los políticos de la Junta de Andalucía del gravísimo error que quieren cometer.  GRACIAS DE VERDAD... y COMPARTID!

                              Gracias a Javier Boluda Molina por esta foto. PAISAJE PROTEGIDO.

http://www.facebook.com/notes.php?id=232520142925#!/salvarelpalmar

viernes, 13 de agosto de 2010

¿Quien no ha sentido algo así cuando ha visitado El Palmar?

El Palmar, en Cádiz, tiene algo que magnetiza. Quien ya lo conoce lo sabe muy bien. Y ese magnetismo no reside únicamente en sus kilómetros y kilómetros de playa de arena blanca y dunas vírgenes. O en esos atardeceres que te quitan el hipo y que son un auténtico regalo del mar y del cielo durante todos los días del año. Con eso, sin duda, sería suficiente. Pero es que además, El Palmar tiene una gran magia: la de no parecerse en nada a uno de esos lugares que secretamente a voces, se dice, que están de moda.

Es ese no tener nada con lo que compararse, lo que ha convertido a la Playa del Palmar es una de las playas más emblemáticas de nuestro país, con miles y miles de personas que la admiran, la defienden y la reivindican a través de las redes sociales. Porque en El Palmar,  lo que tienes es campo abierto, horizontes limpios cielos estrellados, rebaños de vacas retintas, casas de toda la vida, atendidas por lugareños y no por empresarios...En El Palmar lo que no encontrarás son macrodiscotecas, ni calles repletas de negocios de moda, ni playas asediadas de chiringuitos, sombrillas y toallas. Por no encontrar, no hallarás ni un solo bloque de apartamentos a la vista, ni febriles neones nocturnos, ni ostentación de riqueza barata o desfiles de modelos pétreos e inalcanzables.

Nada de eso. Esto es Cádiz. Esto es El Palmar. Aquí, la magia es una playa inmensa donde conviven una joven pareja de novios, con un grupo que practica el yoga, con una pandilla de surfistas que otean el horizonte en busca de esa ola perfecta, con la familia de Cádiz que ha preparado un gazpacho de muerte al que además te invita, con el matrimonio alemán de jubilados que práctica el nudismo, con el grupo de hippies que toca los bongos, o con la pandilla gay que ha montado su propio chill out con esos pareos tan divinos.

Aquí, lo que encuentras es libertad. Ese "buen rollo" y tolerancia que hacen que esta zona de Cádiz se convierta en única. Donde uno puedo mostrarse así mismo sin máscaras, sin artificios, sin códigos, sin reglas... Y lo que recoges de fuera, siempre, es alegría. Por eso, El Palmar es hoy en día uno de los destinos favoritos de la gente que ama la naturalidad y que busca un concepto de turismo mucho más alternativo y sostenible. Porque en El Palmar uno puede ser lo que es, por derecho propio y en estado puro. Y respirar, junto al resto de los habitantes y visitantes, de esa convivencia alegre, tolerante y pacifica a la que aspiramos todos.

NO PODEMOS PERDERLO. SI LOS PÓLITICOS, ÁVIDOS DE NEGOCIO, SON MIOPES... NOSOTROS, LOS CIUDADANOS, NO LO SOMOS. DIGAMOS ALTO Y CLARO "NO" A ESE PELOTAZO URBANÍSTICO QUE QUIERE ROBARLE SU IDENTIDAD. HAY QUE SALVAR EL PALMAR.

By Belén Rejón Mayoral

jueves, 12 de agosto de 2010

CONTRA LA MIOPIA POLÍTICA, SABIDURÍA CIUDADANA.

Es tremendo que haya políticos -especialmente si esos políticos dicen llamarse de izquierdas o progresistas- que sigan defendiendo medidas anticuadas, rancias y propias de una época que ya no corresponde. Y deja de ser tremendo para convertirse en gravísimo, si esas medidas no tienen reversibilidad, quedándose en el lote "Esto es lo que hay" para las futuras generaciones.

Nos estamos refiriendo a decisiones como la que ha tomado el Ayuntamiento de Vejer de la Frontera (Cádiz), apoyado pública y activamente por la Junta de Andalucía, de construir un resort hotelero, el más grande de la costa de la Luz, en La Playa de El Palmar. O lo que es lo mismo: un macrocomplejo con 2 apartahoteles, con más de 600 habitaciones y el consabido campo de golf, en una de pocas playas vírgenes que nos quedan en nuestro país.

Cuando todos los ciudadanos hemos comprendido el enorme error que hemos cometido los españoles de apostar todo nuestro crecimiento al ladrillo... cuando todos estamos descubriendo lo diezmadas que han quedado nuestras costas bajo el peso de un modelo urbanístico y de turismo que las ha uniformizado y las ha convertido en una aburrida sucesión de "más de lo mismo".... cuando, por fin, estamos ya dispuestos a dar la bienvenida unos nuevos tiempos con las lecciones bien aprendidas... nos sale un Alcalde del PSOE, (el PP también le apoyó) respaldado por los más altos consejeros de la Junta de Andalucía, sacando un conejo de la chistera que, solemnemente, va a traer el futuro, la riqueza y el empleo a toda la comarca. ¡Ohhhhh!

De nada parece servirles que en pocos meses se hayan movilizado miles y miles de personas  en las redes sociales para detener esa barbaridad.... De nada sirven los llamamientos de los más prestigiosos expertos en turismo para que hagamos frente al cambio de escenario, "evitando cualquier recreación nostálgica de viejos tiempos y modelos que ya no volverán".... De nada sirve que la Unión Europea nos exiga, cada vez con la voz más alta, que apliquemos en nuestras costas el modelo de turismo sostenible, sensible y responsable hacia el que soplan los nuevos tiempos y la sensatez política... De nada sirve, simplemente, mirar a tu alrededor y darte cuenta que, lo que vende hoy en día, son los pocos lugares que nos quedan que conservan su sabor genuino, rural y virginal, sin masificaciones hoteleras ni macroproyectos delirantes. ¿Cual es la magia precisamente de El Palmar, de Caños de Meca, de Bolonia o de Tarifa? ¿No es acaso un pedazo de costa, único e irrepetible, que podría convertirse en un ejemplo de vanguardia turística, que despertaría la admiración en toda Europa, y crearía seguramente muchas más riqueza y empleo de lo que sueñan estos políticos de mente estrecha?

Señores, nos quedan 55 kilómetros de playa virgen en Cádiz, y no son muchos más los que quedan en el resto del país. Exijamos ahora, alto y claro, el desarrollo de un nuevo modelo de turismo, innovador, respetuoso con el medio social y el medio ambiente, en lo poco que aún conserva su sabor y que es es un patrimonio de todos nosotros. Gritemos hoy más que nunca el "no pasarán" a todos esos políticos que, por falta de ideas o por intéreses quizás aún más oscuros, se han vuelto anacrónicos y peligrosos para las generaciones futuras. Es indispensable que la sabiduría ciudadana, si no se saben comportar, les ponga en su lugar. Porque si siguen en su ciego empeño, no hay vuelta atrás: lo perderemos para siempre.

http://www.facebook.com/home.php?#!/notes/salvar-el-palmar/contra-la-miopia-politica-sabiduria-ciudadana/423853995247 

domingo, 8 de agosto de 2010

¿SE MERECE LA PLAYA DE EL PALMAR LA "Q" DE CALIDAD Y LA BANDERA AZUL?

Muchos nos escribis indignados por lo sucia y abandonada que está este año la Playa de El Palmar. Algunos servicios que ofrecía otros veranos la playa, este verano se han disminuido, o más directamente brillan por su ausencia.

El "flipe" ante esta situación viene, sobre todo, cuando ves carteles por todos los lados enorgulleciéndose de que la playa tiene "Bandera Azul" y la "Q" de Calidad. Y el "flipe" deriva en indignación cuando ves o lees a los políticos hablando de lo que se preocupan por la playa y por lo bien que lo han hecho habiendo conseguido esa "Q" y esa Bandera Azul.

¿Pero que significan estas calificaciones?
De forma sintética, la marca Q de Calidad Turística evalúa lo que afecta al usuario final: unidad de dirección, de seguridad, salvamento y primeros auxilios, información, limpieza y recogida selectiva de residuos, mantenimiento de instalaciones y equipamientos, accesos, servicios higiénicos y ocio. Y hace lo propio con todos los aspectos medioambientales.

Lo de la Bandera Azul es muy similar, y en este enlace que os dejamos, podéis si queréis obtener más información. http://www.adeac.es/nuestros_programas_s_1.html

La cuestión que nos planteamos es: ¿Creéis que se está cumpliendo esto en El Palmar? ¿Deberiamos hacer un informe para los que dan esas calificaciones sobre como está realmente la Playa? ¿Creéis que con lo que hay este año se merece la playa de El Palmar esta calificación? ¿Se tratará -como nos dicen algunos- de algo deliberado por parte de los responsables políticos para tener así una justificación para hacer los macrohoteles e "Imponer el orden" frente al turismo de mortadela?

(Por favor, si veis algo por la playa que vulnera flagrantemente esas "denominaciones", mandadnos también fotos. MUCHISIMAS GRACIAS A TODOS).

VAMOS A SALVAR EL PALMAR.



http://www.facebook.com/salvarelpalmar?ref=ts&v=wall#!/notes/salvar-el-palmar/se-merece-la-playa-de-el-palmar-la-q-de-calidad-y-la-bandera-azul/422261395247

viernes, 6 de agosto de 2010

PAISAJE PROTEGIDO

PAISAJE PROTEGIDO: (Definicición que da la "Unión Internacional para Conservación de la Naturaleza” (UICN):
Un área de tierra, costa o mar donde la interacción de las personas con la naturaleza a través del tiempo ha producido una área de carácter distintivo con gran valor estético, ecológico o cultural, y frecuentemente con diversid...ad biológica. El resguardo de la integridad de este interacción tradicional es vital para la protección, mantenimiento y evolución de esta área".

Añadir que es la Junta de Andalucía quien tiene la potestad de convertir la costa de Trafalgar en Paisaje Protegido. LA PRESION DE MILES Y MILES DE PERSONAS PUEDEN CONSEGUIRLO. ¡¡VAMOS A POR ELLO!!

miércoles, 4 de agosto de 2010

De nuestros compañeros de SALVAR TRAFALGAR.

Esto demuestra que la Junta tiene un plan bien claro para Trafalgar que choca frontalmente con los deseos de los turistas y visitantes que aman la zona. Y se acerca periodo electoral... hay que tomar nota.
La reunión prevista para hoy viernes de la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Cpotu, puede dar luz verde, por fin, y después de más de seis años, al Plan Parcial del suelo hotelero que el Ayuntamiento barbateño quiere desarrollar en la parcela cercana al faro de Trafalgar, entre las pedanías de Los Caños de Meca y Zahora.Con esta aprobación, si finalmente se diera hoy en la reunión de la Cpotu tal y como esperan y desean desde el Ayuntamiento de Barbate, el proyecto hotelero en esta zona daría un paso de gigante, a pesar de que las empresas hoteleras ya no tienen el mismo interés que promover establecimientos que hace seis o siete años, aunque ese decaimiento del interés se ha debido más a la dificultades que se han encontrado para su desarrollo que por cuestiones de mercado y de futuro turístico.

Podrás leer toda la nota completa en el siguiente link: http://www.facebook.com/home.php?#!/note.php?note_id=139917952706631&id=107281772645086

martes, 3 de agosto de 2010

Bocadillos de mortadela contra el ladrillo.

Post escrito por Elena Sevillano sobre el Palmar para Ling (la revista de Vueling)...



Si este agosto descansas en la playa de El Palmar (te han contado que mide unos 4.000 metros de longitud, has comprobado que su arena es fina y dorada) y ves venir a gente con silbatos verdes y bocadillos de mortadela, tienes dos opciones: o sigues a lo tuyo o te acercas a ver qué pasa. Si eliges lo segundo te enterarás de que sobre este trozo de costa gaditana planea un macro-proyecto urbanístico (después te informarán de que está previsto que comience a construirse a partir de septiembre) y de que existe una plataforma, Salvar El Palmar (efectivamente, los que pitan), para tratar de impedirlo.
El post entero podeís leerlo en el siguiente link:
http://www.yorokobu.es/2010/08/03/bocadillos-de-mortadela-contra-el-ladrillo/

lunes, 2 de agosto de 2010

Lobby europeo apoya a la plataforma Salvar el Palmar.

¡¡buenas noticias!! un lobby europeo de defensa del medioambiente se interesa por SALVAR EL PALMAR. ...Os seguiremos informando... Con vuestra fuerza, lo vamos a conseguir!!

domingo, 1 de agosto de 2010

Señor Alcalde, ¿ocurre "algo" con el Plan Parcial?, de SALVAR EL PALMAR

Sí, ese Plan que su Ayuntamiento hizo “a la carta” para poder dar cobertura legal a los macrohoteles... ¿Por qué todavía no se ha publicado? ¿No tenía ya el visto bueno de la Junta de Andalucía? Algo ocurre... ¿O acaso esté esperando a publicarlo en agosto con la inútil esperanza de que pase inadvertido? ¿O serán verdad los rumores que nos han llegado? Estaremos atentos...