Nuestros vídeos

Loading...

miércoles, 18 de abril de 2012

Presentación de la plataforma "No a nuestra costa" en defensa de la Ley de Costas







Estarán presentes, entre otros:
- Mario Rodríguez, director ejecutivo de Greenpeace España.

- Mónica García Kielmannsegge, representante de la Plataforma Ciudadana Salvar el Palmar.

- Miguel Ángel Losada, catedrático de Ingeniería Hidráulica de la ETSI de la Universidad de Granada.


Hoy se ha presentado en rueda de prensa en Madrid la Plataforma “No a Nuestra Costa”, una iniciativa puesta en marcha por Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, GOB, SEO/BirdLife y WWF por la defensa de la Ley de Costas, ante los reiterados intentos de reforma de la misma.


Para las casi 100 organizaciones que forman de momento la Plataforma “No a Nuestra Costa” La Ley de Costas es una garantía para la conservación de los ecosistemas litorales, el uso público en la costa y el freno a la especulación urbanística.


La Plataforma está formada por decenas de organizaciones ecologistas, del sector social y económico, y reúne a empresas de turismo activo y naturaleza, asociaciones de vecinos del litoral, departamentos de diferentes universidades, la Asociación de Jueces para la Democracia, formada por más de 500 jueces, el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, el Foro de Turismo Responsable, ATTAC (Asociación por la Tasación de las Transacciones Financieras y por la Ayuda a los Ciudadanos), o sindicatos como UGT, CCOO o CGT, entre otras.


“No a nuestra costa” desea convertirse en un movimiento ciudadano y apartidista, que sume fuerzas y voces para garantizar el uso público y libre de nuestra costa, así como la conservación del litoral. Desde la plataforma esto es fundamental para la actividad económica sostenible a largo plazo e insiste en que la aplicación correcta de la Ley de Costas, sin duda, ha de conjugar la conservación y el desarrollo económico.


Con la presentación de la Plataforma, las organizaciones han lanzado también una campaña de movilización ciudadana para que a título personalapoyen la validez de la actual Ley de Costas en www.noanuestracosta.org



La situación de nuestra costa actualmente


La entrada en vigor de la Ley de Costas, en 1988, avanzó decisivamente en la conservación de los recursos naturales. Se establecieron claros límites al proceso de desfiguración de la costa (iniciado hace 60 años), haciendo patente el uso público de la costa para todos los ciudadanos que recoge el artículo 132 de la Constitución española. Además, salvaguarda los derechos legítimos de particulares y empresas, dando un plazo de 30 años, que termina en 2018, y prorrogables otros 30 más para buscar otra ubicación al gran número de industrias altamente contaminantes que se asientan en la costa.


En dos décadas, nuestra costa ha perdido una superficie similar a ocho campos de fútbol cada día. Una costa mal conservada nos cuesta miles de millones de euros cada año, dinero público que se destina a la restauración de paseos marítimos, playas, infraestructuras costeras y al control de vertidos en una espiral de gasto sin fin.


Desde la plataforma se considera que la aplicación de la Ley de Costas tiene que ser estricta, sin rebajas, eliminando las construcciones ilegales y compensando a aquellos propietarios víctimas de la mala gestión administrativa (estudiando caso por caso). Una reforma de la Ley de Costas, en los términos planteados por el Gobierno, donde solo unos pocos se verían favorecidos, implicaría un enorme coste que pagaríamos todos con el dinero de nuestros impuestos.


La mejor política que se debe realizar es favorecer la conservación del entorno. El respeto a los procesos ecológicos no es un freno al progreso, sino el camino para salir de la crisis.


Diez motivos para defender la Ley de Costas


En dos décadas, cada día se ha perdido una superficie de nuestra costa similar a ocho campos de fútbol. La Ley de Costas no debe ser reformada, sino aplicarla correctamente ya que:


La Ley de Costas garantiza el uso público y libre de la costa. Defender nuestras playas, calas, dunas, acantilados y rías es proteger un bien común.La Ley de Costas debe ser un seguro contra la especulación y contra la corrupción en nuestro litoral.La Ley de Costas salvaguarda el valor económico del litoral. Una costa bien conservada genera beneficios de unos 8.000 millones de euros al año y más puestos de trabajo que una costa degradada.La Ley de Costas asegura el buen estado del litoral. Una costa saludable es la base para la pesca y el marisqueo, ya que es el vivero de especies cruciales para el futuro del sector.La Ley de Costas permite la instalación en nuestras playas de establecimientos, como restaurantes, terrazas, etc, siempre que cumplan la legislación.La Ley de Costas avala nuevos modelos de desarrollo turístico, invirtiendo en reformar las infraestructuras existentes, sin necesidad de construir otras nuevas.La Ley de Costas vela por la seguridad ciudadana, evitando que se edifique en zonas peligrosas por riesgo de inundación o temporales.La Ley de Costas evita que se produzca una amnistía para aquellos que han dañado el litoral.La Ley de Costas está alineada con la Unión Europea, que exige transparencia urbanística y lucha contra la corrupción.La Ley de Costas cuenta con el respaldo de los tribunales españoles, que han fallado en el 95% de los casos a favor del interés general y no de intereses particulares.


http://noanuestracosta.org/

miércoles, 4 de abril de 2012

Pelotazos urbanísticos

Siempre los políticos con la misma cantinela! Pelotazos urbanísticos que intentan colar con la excusa del empleo. ¿Cuando echarán más imaginación para crear empleo de verdad preservando y potenciando precisamente los espacios virgenes? Los ciudadanos tenemos miles de ideas... ah, pero no, que entonces ellos no sacan sus plusvalías de las recalificaciones.

Firma aquí para intentar parar esta destrucción : http://actuable.es/peticiones/salvem-es-trenc


El PP balear justifica un hotel junto a una playa virgen por la creación de empleo.

El consejero de Turismo defiende el proyecto a 150 metros del arenal en Sa Ràpita
Baleares avala un hotel gigante junto a la playa virgen de Es Trenc.

Para el PP, que gobierna con hegemonía en Baleares, el municipio mallorquín de Campos “tiene derecho a tener su propio negocio, su industria hotelera, y no aportar siempre una playa (la célebre y natural de Es Trenc ) para el negocio de otros municipios”. El consejero balear de Turismo, Carlos Delgado, argumentó este martes así, y en “los 120 millones de inversión y los 1.000 puestos de trabajo” que en teoría generará la obra, la construcción del hotel gigante de la empresa Es Mirador des Trenc.

La parcela es urbanizable desde los ochenta y su explotación sobre planos fue avalada en su día por la izquierda. Tiene 20 hectáreas, está en Sa Ràpita y roza los límites de protección del Área Natural de Especial Interés Es Tren-Es Salobrar de Campos, marcados en la ley balear pionera de 1984. La presión popular en Mallorca salvó este enclave del urbanismo salvaje.

El posible establecimiento quedará al lado del arenal virgen de Sa Ràpita-Ses Covetes, que forma una continuidad paisajística con Es Trenc. Está integrado en el mismo espacio natural sin urbanizar. El establecimiento de 1.200 plazas, si finalmente es levantado, puede ser el mayor complejo hotelero construido junto a una playa natural en el litoral de Baleares en tres décadas. Será el de mayor capacidad de los construidos desde la dictadura en el entorno, cuando los hoteles tenían sus cimientos en la arena, rozando el mar.

“Me tiene sin cuidado” y “no es importante”, respondió el consejero Delgado a las preguntas sobre qué empresa construirá o gestionará el hotel y si existe un proyecto arquitectónico formal presentado antes de otorgar el aval autonómico. Un profesional y empresario hotelero mediano, Damián Tomás, figura como representante en el decreto. “No hay nada formalizado”, indicó Delgado. La decisión es “política”. Delgado aduce que Es Trenc, el núcleo, “está a cinco kilómetros” del solar, por lo que no afecta a una playa virgen ni obliga a cambiar leyes. La ley balear hizo llegar la protección hasta los mismos hitos del solar.

El Gobierno balear de José Ramón Bauzá otorgó el “interés autonómico” a ese y otro proyecto polémico hotelero en la zona sensible de Canyamel, por “la importancia y urgencia de la inversión para una rápida salida a la crisis”, según consta en el documento publicado en el Boletín Oficial. El poder balear, insular y local garantizan que los plazos de tramitación se reducirán a la mitad. El proyecto, resaltó el consejero, tuvo “las bendiciones de todos los grupos de Campos”. El ministro de Industria y Turismo, José Manuel Soria, adoctrinó a los consejeros autonómicos para “atender especialmente a la inversión privada”.

El diputado Antoni Alorda (PSM) opinó que el proyecto de Es Mirador des Trenc es “una barbaridad”, aunque reconoció “el pecado” del Gobierno balear del Pacto de Progreso, del que su partido formó parte en dos legislaturas, pues no se quitó la etiqueta de urbanizable al área de Sa Ràpita donde está previsto el hotel.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/04/03/actualidad/1333482308_537004.html